Translate

lunes, 9 de abril de 2012

Las 10 Reparaciones de Autos más Costosas


Los datos que aquí se dan son referenciales, pues varían de un país a otro.


1. Reparación/reemplazo de cilindro

Los problemas pequeños como las fallas de encendido pueden conducir con el tiempo a inconvenientes mayores. Y el mayor de todos es la falla de un cilindro. 'La temperatura puede elevarse mucho en el cilindro en ausencia de la mezcla apropiada de aire, combustible y chispa', explica Jacobsen. Las piezas son caras, pero Jacobsen dice que el mayor gasto es por la mano de obra, ya que el mecánico tiene que desarmar el motor.

El arreglo, que puede costar más de US$8,000, lleva a muchos dueños a directamente deshacerse del vehículo. Pero es raro que fallen los cilindros y lo habitual es que ocurra después de mucho tiempo de desatención. 'Normalmente hay muchas señales de advertencia', dice Jacobsen.


2. Reemplazo del inversor completo de un automóvil híbrido

'No puedes ir a la tienda de Firestone más cercana y comprar un invertidor', dice Jacobsen. No son muy comunes, porque los mismos híbridos son todavía bastante escasos en las calles, en comparación con los vehículos a gasolina. El inversor, que convierte corriente continua en corriente alterna, no falla con mucha frecuencia, pero cuando lo hace, puede costar de US$4,000 a US$7,400 poner uno nuevo, precio que depende del vehículo.

Desafortunadamente, para prevenir la falla del inversor, no se puede hacer más que prestar mucha atención a la luz indicadora de problemas de motor y hacer caso a su advertencia. 'Por lo general aconsejo a mis amigos que no compren garantías adicionales, pero en el caso de los híbridos, consideraría seriamente hacerlo', comenta Jacobsen.





3. Reemplazo del conjunto de la transmisión

La transmisión toma potencia del motor y hace girar las ruedas; aunque es una función importante, a muchos de estos sistemas se los descuida, según Jacobsen. Dice que 'Mucha gente pasa por alto la transmisión y cuida el motor'. 'Pero si la transmisión no funciona, no vas a poder ir a ningún lado'. Reemplazarla puede costar hasta US$3,600, si no más. Afortunadamente, muchas fábricas son conscientes de las debilidades de la transmisión de sus vehículos y si te mantienes al tanto de los boletines de servicio técnico del automóvil (disponibles en el concesionario o el sitio web CarMD), puedes averiguar cuándo acudir a lo que puede terminar siendo una reparación de transmisión gratuita.





4. Reemplazo de la culata completa y las bujías

Los problemas de bujías causan por lo general fallas de encendido y, si se los descuida, también pueden calentar el cilindro. ¿Cómo puedes saber si tu motor está teniendo este inconveniente? Te lo indica una luz indicadora de problemas de motor. 'Cuando parpadea, significa que hubo una falla de encendido y estarás causando un daño mecánico al vehículo si continúas conduciéndolo', advierte Jacobsen.

El daño se produce por lo general en el convertidor catalítico o el cilindro, y su reemplazo cuesta unos US$3,500. 'Debes ocuparte de ello', dice Jacobsen. Y solucionarlo de inmediato. Deja en claro que 'No es una cuestión de si dañarás tu automóvil, sino de cuándo lo dañarás'.


5. Reemplazo del árbol de levas

Los árboles de levas accionan las válvulas del motor del vehículo, al presionarlas y forzarlas a abrirse. Este sistema controla cómo ingresa aire al motor. El desgaste normal (la acumulación de materiales que resulta de no cambiar el aceite con la frecuencia necesaria o de usar combustible de mala calidad) es a menudo el responsable de que falle el árbol de levas. El mantenimiento de los árboles de levas es simple: cambiar el aceite con regularidad y hacer ajustar las válvulas. Pero reemplazar este mecanismo es complicado, lo que significa que puedes tener que desembolsar entre US$1,600 y US$3,100 por uno nuevo. 'Es caro porque requiere mucha mano de obra', indica Jacobsen.


6. Reemplazo de la bomba de inyección

La obstrucción de la bomba de inyección, un dispositivo que envía combustible a los cilindros del motor, es un problema relativamente común para los conductores; los costos de la reparación pueden variar mucho. La bomba de combustible de un Honda podría valer unos doscientos dólares y es fácil de cambiar.

Pero en las camionetas y los vehículos utilitarios deportivos, el costo de reparación puede ascender a US$2,900, porque exige mucha mano de obra: el mecánico debe poner el vehículo en un elevador y desarmar la parte trasera. Si cumples con las fechas de mantenimiento programadas de tu vehículo y cambias los filtros de combustible con regularidad, la bomba no debería obstruirse.





7. Reemplazo de la batería de un automóvil híbrido

La batería de un vehículo híbrido a menudo está combinada con una batería integrada que asiste al motor, la cual es responsable de cargarla. Si cambias una, debes cambiar ambas, con un costo de unos US$2,700. Como la tecnología es bastante nueva, puede ser difícil resolver los problemas de los motores híbridos. 'Los híbridos son maravillosos, pero cuando algo falla, es mejor que prepares tu chequera', comenta Jacobsen.

Eso se debe a que hay una cantidad limitada de mecánicos que reparan híbridos y a que las piezas escasean. El tiempo cálido del sur y el sudoeste afecta a estas baterías. Para evitar reparaciones, lo mejor que se puede hacer es conducir híbridos en climas templados.





8. Reemplazo del convertidor catalítico

Los convertidores catalíticos, que reducen la toxicidad de los gases de escape, son importantes para cuando te hacen una prueba de emisión de gases o si te importa el impacto que produce tu automóvil en el medio ambiente. La mayoría están fabricados para que duren entre 15 y 20 años y, antes de que se rompan, se pueden observar muchas señales de advertencia. Dos de los culpables son el mal funcionamiento de los sensores de oxígeno y las fallas de encendido, que se producen cuando el combustible se quema al pasar por el motor.

Cuando un convertidor catalítico se rompe, hay que desembolsar mucho dinero: las reparaciones pueden costar hasta US$2,692. Lo caro son las piezas, no la mano de obra. 'Contienen platino, paladio y rodio, tres de los metales más preciosos', explica Jacobsen.


9. Reemplazo del convertidor de par completo

El convertidor de par es un acoplamiento hidráulico que se encuentra entre el motor y la transmisión. Es similar a un embrague, en el sentido de que permite detener un vehículo de transmisión automática sin que se apague el motor. Pero cuando el convertidor de par se sobrecalienta, puede tener pérdidas y sus piezas pueden deformarse; si el convertidor de par está averiado, es posible que te impida arrancar (o, lo que sería más desastroso, detener) tu automóvil. Una manera de evitar sobrecalentar esta pieza, y tener que gastar US$1,800 en reparaciones, es no acelerar el motor mientras tengas el pie en el freno.


10. Reemplazo de turboalimentadores/sobrealimentadores

Los turboalimentadores y sobrealimentadores ayudan a forzar el paso de aire por el motor, lo cual permite a este usar más combustible, generar una explosión mayor en el cilindro y aumentar la potencia. Estos dispositivos suelen girar a altas velocidades, lo cual los hace vulnerables a daños mecánicos y susceptibles al calor. Cuando se rompen, puede costar alrededor de US$1,600 reemplazarlos y las reparaciones asociadas agregan entre US$700 y US$3,000 al precio. Si tienes la suerte de tener un turboalimentador o un sobrealimentador, deberás cuidarlo. 'Asegúrate de que estas unidades tengan suficiente aceite', aconseja Jacobsen y agrega que demasiada cantidad puede ser tan perjudicial como una cantidad insuficiente, si no más.







Fuente: msn

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada